Retretes artísticos

El artista surrealista Marcel Duchamp, en la exposición del Salón de la Sociedad de Artistas Independientes de New York en 1917, presentó por la primera vez al público su obra “Fontaine”, hoy en día muy conocida. Ella consiste en un urinario de pared, de porcelana blanca, colocado en horizontal que el artista mismo nombró con el pseudónimo de Richard Mutt. “Fontaine” ha devenido el emblema del ready made o found art, o sea de una manera de hacer arte, promovida por Duchamp mismo, utilizando objetos cotidianos, encontrados o, literalmente, “ya hechos” (muy a menudo productos industriales), que no tienen alguna función o sentido artístico pero que se transforman en arte porque así se lo defines. De hecho Duchamp decía: “arte es lo que se denomina arte y por lo tanto, lo puede ser cualquier cosa”.

Es probable que algunos de vosotros no estarán de acuerdo con el hecho de que un retrete puede ser arte…probablemente no verán este objeto desde una perspectiva artística o más fantasiosa pero, lo que es cierto es que nadie puede dudar sobre su utilidad!!!!!

Lost Worlds: Toilets.

A %d blogueros les gusta esto: